cabecera

 

Nota de biografía

Consectetuer sit donec nec pede amet lorem, augue suspendisse quis gravida vivamus nec, vivamus dictum, risus mauris tortor aliquam non mattis. Cras praesent non orci semper. Ullamcorper eleifend vestibulum torquent nibh, ut aptent feugiat augue vehicula ullamcorper etiam, suspendisse est. Suscipit adipiscing amet in, cras mattis, ligula potenti wisi arcu, tellus potenti pulvinar eget interdum, condimentum mattis fusce.

Biografía PDF Imprimir E-mail

Nací en Ávila en 1.943.


Desde que recuerdo he sentido el gusto y la necesidad de dibujar: soldados, héroes o indios de las películas cuando era un niño, mujeres sugerentes en mi adolescencia e incluso más tarde algunos trabajos publicitarios que me permitían ganar un poco de dinero extra.


Una vez terminados mis estudios de Bachillerato, me traslado a Madrid con el fin de iniciar la carrera de Arquitectura, decisión que no fue en absoluto acertada aunque imprimió en mi personalidad el interés por el estudio del espacio y por la Geometría.


Conseguí entrar en Televisión Española como meritorio en el departamento de Escenografía y tras una prueba logré un puesto fijo en el departamento de Estudios Técnicos. Paralelamente, en esos tiempos, hice trabajos de ilustración (portadas de novelas e ilustraciones de libros de texto) para las editoriales Bruguera y Anaya.


No obstante, la nula satisfacción artística de estos trabajos me llevó a plantearme el emprender la carrera de Bellas Artes. Quizá atraído por la pintoresca Andalucía o tal vez por su luz, decidí hacer el ingreso en la Escuela “Santa Isabel de Hungría” de Sevilla. Tras finalizar los tres primeros cursos, por circunstancias familiares, trasladé la matrícula a la Escuela de “San Fernando” de Madrid, donde me licencié en 1.975.


Ese mismo año, gané las Oposiciones como profesor de Enseñanza Secundaria y, de nuevo, siguiendo el rastro del sur de España y de los amigos que allí había dejado, elegí Puerto Real (Instituto “Manuel de Falla”), en la provincia de Cádiz, como primer destino. Debo decir que la labor docente ha supuesto siempre una gran ventaja para mí, ya que me ha permitido desarrollar al mismo tiempo mi vocación por la pintura.


Pero de nuevo, motivos personales me impulsan a pedir el traslado a Valladolid. Fuí destinado al Instituto Núñez de Arce donde permanecí como profesor de Dibujo hasta mi retirada del mundo de la docencia para dedicarme por entero a mi trabajo como pintor. Vuelvo así una vez más a tierras gaditanas instalándome en El Puerto de Santa María donde en la actualidad resido y tengo mi estudio.

 
Más información
Tenemos 1 invitado conectado